13 de julio de 2009

Carta abierta al Asistente (2)

No nos engañen mediolectores:

Tuvimos en los últimos días más visitas de las que jamás pudimos alcanzar en nuestra corta aunque tediosa existencia, luego el número se redujo a cero coma tres. No jueguen con nuestros sentimientos. Somos, a pesar de nuestro consumismo exacerbado, personas que viven de profundas ilusiones. Por favor, decidan ya si entrar o no en nuestro juego; ustedes son los gestores de nuestras más dolorosas heridas y de nuestras más perfectas alegrías. No jueguen con nuestros sentimientos.
Sabemos que lo precedente puede fomentar la soledad, en consecuencia pedimos que se queden... ya no sabemos como molestar a grandes personalidades de la cultura (quienes poseen más visitas que lo que nuestras ilusiones pretenden) y tememos que estas actitudes nos jueguen en contra.
Sí, electrolectores, estamos cayendo más bajo de lo que se cree. No nos es grato quitarnos el orgullo, así como así, para implorar un poco de atención de sus excelentísimas personas.
A pesar de todo, no crean que no nos preguntamos el por qué de tanta obsesión por sus visitas. Periodicamente revisamos nuestras prácticas y decisiones en busca de la respuesta, que dicho sea de paso, la resolvemos con un "ni idea" e inmediatamente después publicamos algo.
En fin, antropolectores, son, estas palabras, el desahogo de una incapacidad y una impotencia (mutismo, si se quiere) de nuestra insignificante historia.

Saludo cordial y respetuoso.

Los ensañados.

4 comentarios:

  1. uh perdon fui yo...se me quedo trabado el F5 del teclado un par de dias...pero tranquilos que ya lo arregle!
    saludosssss!

    ResponderEliminar
  2. Nos alegramos por usted y, claro y humildemente, por nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Solo el misterio nos hace vivir, solo el misterio.

    ResponderEliminar
  4. Nadie sabe para quién trabaja, ni quién lo lee. Esa soledad en compañía que aguna vez mencionara Cortázar refiriéndose al matrimonio, tiene que ver también con esto de estar perdido en la blogósfera,tupida jungla de palabras e imágenes que atarantan. Un saludo desde por acá, tan lejos...

    ResponderEliminar